Por Jim Sliney Jr

El impacto del coronavirus en los servicios comunitarios de Caridades Católicas del Condado de Dutchess ha hecho que sea difícil cumplir con su misión. ¿Qué misión? Ayudando a niños descuidados, familias sin hogar, nuevos inmigrantes y refugiados, personas mayores necesitadas y los nuevos desempleados. ¡Son muchos servicios!  y en febrero de 2020, como de costumbre, estábamos muy ocupados brindando estas ayudas.

Pero Catholic Charites Community Services of Dutchess County (CCCSDC) no estaba inactivo cuando las preocupaciones comenzaron a crecer sobre el Coronavirus que llegaba a Estados Unidos. Se desarrollaron planes de acción dentro y por fuera de las oficinas, siguiendo las pautas dadas por CDC a medida que fueron anunciadas. Para el 16 de marzo, CCCSDC redujo las horas de personal en el sitio y se estableció el teletrabajo o trabajo desde casa. Como para todos nosotros, esa transición fue desafiante, pero la previsión y la planificación cuidadosa hicieron que para el 20 de marzo los servicios se volvieran 100% remotos y sin interrupción.

UN PERFIL DE AYUDA

Durante la pandemia, CCCSDC recibió una llamada de un hombre hispano, que hablaba español de 44 años de edad. Necesitaba urgentemente asistencia alimentaria y servicios de desempleo. Un administrador de casos bilingüe llamó por teléfono al coordinador del programa SNAP y lo inscribió de inmediato. Desde entonces él ha estado conectado con las despensas locales para obtener apoyo alimentario continuo. El administrador del caso también instruyó al hombre cómo solicitar el subsidio de desempleo, subsidio que aún está en estado de pendiente. “Estoy agradecido con Catholic Charities Dutchess”, dijo el hombre, “por la asistencia y ayuda continua durante este tiempo de incertidumbre. Sin su ayuda, no sé qué habría sido de mí “.

Es por eso que la red de agencias de Caridades Católicas existe, y siempre lo hará todo lo posible para ayudar a las personas en momentos de necesidad. No importa cuán grande sea el problema, Catholic Charities of New York y agencias como Catholic Charity Community Services of Dutchess County estarán allí.

“Estar físicamente separados del equipo es difícil para todos nosotros”, dijo la directora ejecutiva de CCCSDC Julie West. “Buenos días, llamadas en conferencia, celebraciones virtuales de cumpleaños no compensan estar un equipo de trabajo tan fabuloso. La mayoría de nuestros clientes están acostumbrados a simplemente entrar y ser vistos inmediatamente por el administrador de casos asignado. Esa conexión es algo que mi equipo y yo extrañamos mucho. Estar con nuestros hermanos y hermanas necesitados y verdaderamente ayudar es la razón por la cual mi equipo y yo estamos aquí ”.

¿PUEDEN AYUDARME AHORA Catholic Charites Community Services of Dutchess County?

Sí pueden. Si lo necesita, puede llamar al 845-499-1597 las 24 horas del día, los 7 días de la semana y sus administradores de casos bilingües evaluarán sus necesidades.

También puede buscar ayuda visitando el sitio web de CCCSCD en https://catholiccharities-dutchesscounty.org/contact/ donde puede completar un formulario de contacto y escribir sus necesidades.

Para ayuda de inmigración, llame al 845-288-2662.

PARA CLIENTES EXISTENTES

Los servicios que necesita se siguen prestando. De hecho, el personal ha sido reasignado a las áreas más necesitadas para garantizar que los recursos permanezcan activos. Esto significa que las despensas de alimentos están en operación, pero con cambios de horario, al igual que los grupos de mujeres de Kinship, el navegador de ONA y los ministerios de sordos que operan de forma remota y/o virtual.